«Costuras» y «descosidos» en la versión divulgada del Decreto de Graciano