Reflexiones sobre la unidad esencial entre el carisma del Opus Dei y su dimensión institucional constitutiva